lunes, 13 de junio de 2016

Combina trabajo y maternidad como una experta

Antes de que llegue el momento de volver a trabajar, es importante que vayas planeando la nueva rutina que tendrán tu hijo y tú.

Muchas mamás que acaban de dar a luz, tienen la necesidad de retomar sus actividades profesionales, sin embargo esa reintegración a la vida laboral toma tiempo y es todo un proceso, ahora compartiremos algunas prácticas que puedes llevar a cabo para que todas las actividades se puedan acomodar a tu horario y rutina.

Programa horarios en el trabajo

Ya sea para la extracción o para salirte un par de horas antes, debes de exponerlo con tu superior para que tenga un pleno conocimiento de la situación y tú puedas acomodar tus actividades.

Es importante que la empresa en donde labores te pueda asignar un espacio y unos minutos para que puedas extraerte y almacenar leche materna. Esta labor te ayudará a que puedas continuar con la lactancia y tu bebé tenga la oportunidad de recibir este gran beneficio.

Sobre tu horario de salida, es muy sencillo plática con tu jefe para que puedas compensar esas horas desde casa, ahora es más sencillo estar fuera de la oficina si estás conectada con tu ordenador o tu teléfono.

Tour de guarderías

De igual manera, unas semanas antes de tu regreso al trabajo haz un tour de guarderías, visita, pregunta, cuestiona, has tus cuentas y elige. Se entiende que es un paso complicado dejar a tu bebé en una guardería pero poco a poco te irás acostumbrando, también si el lugar te da confianza por sus instalaciones, personal y actividades.

Actividades en casa

Muchas mamás se apoyan de personas que auxilian en el quehacer, esa puede ser una buena opción. Sin embargo puedes establecer un calendario de actividades divididas por días, para enfocarte a un área específica de tu casa, así podrás estar más tranquila de que cada lugar se está atendiendo correctamente.

·       No importa qué tan cansada te sientas, siempre dedica unos minutos para ti, ya sea una lectura, tu programa favorito de televisión, visitar una página de internet, actualizar tu Facebook o conversar con tus amigas. 

·       Pedir ayuda no tiene nada de malo, te puedes apoyar de algún familiar para que tu día te rinda un poco más.
·       Recuerda que tu pareja está también para resolver problemas y dificultades.