martes, 27 de diciembre de 2016

Contrato para la formación y el aprendizaje

A través del Decreto Real firmado el 27 de marzo y, perteneciente a la numeración 448/1998, se ha desarrollado el artículo 11 del Estatuto de los Trabajadores elaborando el Contrato para la formación y el aprendizaje, mediante el cual se ha podido permitir que el trabajador obtenga la formación profesional específica a través de un sistema práctico y teórico.

La formación teórica podrá ser recibida una vez que la empresa haya concertado con un Centro Colaborador del Servicio Público de Empleo Estatal, tras el uso de la correspondiente firma del Acuerdo de Formación Teórica. El Centro Colaborador, se encargará de emitir semestralmente un Certificado de formación Teórica en base al modelo oficial, una vez esté completada dicha información.

Debido a la nueva Reforma Laboral publicada en el Decreto Real 03/2012, el día 10 de febrero, se ha favorecido la inserción laboral de menores de 30 años. Siendo los principales beneficiados de esta decisión los más jóvenes. Ante esto, se ha promovida una contratación que consiste en cuantificar profesionalmente a los trabajadores mediante un régimen de alternación laboral, a su vez, las empresas son incentivadas a acatar esta ley mediante diversidad ventajas fiscales.

¿En qué consiste el período de prueba de los Contrato para la formación y el aprendizaje?

El estatuto de los trabajadores, en su artículo 14, indica que puede concertarse un periodo de prueba por escrito, estando sujeto a los límites de duración impuestos por los Convenios Colectivos. La duración del periodo de prueba, en pacto al convenio, no excederá los 2 meses para los trabajadores a excepción de los técnicos titulados, este podrá ser de máximo 6 meses. Las empresas que tengan menos de 25 trabajadores al transcurrir el período de prueba no deberán exceder, bajo ninguna circunstancia, los 3 meses para cualquier trabajador.


El trabajador y empresario se encuentran obligados, de manera respectiva, a efectuar las experiencias que contribuyan al cometido de prueba. El pacto establecido en un periodo de prueba cuando el trabajador haya desempeñado las mismas funciones en un pasado, será completamente nulo, independientemente de la modalidad de contratación.

lunes, 12 de diciembre de 2016

Las tristes noticias virales venezolanas de robos absurdos

Venezuela es un país conocido por la alegría de su gente, sus bellas mujeres, su petróleo, su afición al béisbol y sus arepas; sin embargo, ha sido noticia en los últimos tiempos por la cantidad de robos absurdos que han sucedido en el mencionado país.

Tres ejemplos

  

1- Robo de cables eléctricos y de telefonía
Estos delitos han tenido auge este año. Los lugares son tan variados como insólitos: liceos, escuelas, ambulatorios, semáforos y postes de alumbrado público, entre otros. Podríamos citar al menos dos ejemplos: la mayoría de las manzanas están sin línea telefónica ni conexión a internet En Villa Icabarú (Urbanización de Puerto Ordaz).  En Paratepuy, Camino Real, Sierra Parima y zonas aledañas de la parroquia Unare también se han reportado, en distintas oportunidades, los cables de dicho servicio.
El motivo
Actualmente, en  Venezuela no se produce cobre, dicho rubro que fue declarado por el Estado por “uno de los materiales estratégicos predominantes en los procesos productivos del país”.

2- Robo de alimentos
Los allanamientos en las casas en el que el tesoro más preciado de los asaltantes son los alimentos. El motivo no es un secreto para nadie, la situación que atraviesa Venezuela en buena medida está ligada a la escasez de medicinas y alimentos.

3-  Robo de ropa interior

Este constituye el menos frecuente de los tres, pero no por ello es menos absurdo. Los bañistas en todo momento deben estar atento a sus pertenencias o no solo podrían quedarse sin ropa interior, sino sin zapatos, cholas, blusas y demás prendas de vestir. No obstante, también se han reportado robos de ropa interior en otros lugares. Ejemplo de ello son tres mujeres que fueron detenidas en Maracaibo este año por el robo de ropa interior de una tienda ubicada en el Centro Comercial Sol (Municipio Maracaibo)

Cómo elegir Abogado

1.- Especialización:
Lo primero es identificar el tipo de problema o conflicto que tengamos, para poder centrar nuestra búsqueda. No es lo mismo tramitar una ampliación de capital de una empresa, una separación o divorcio, un expediente de despido colectivo, oponerse a un expediente de expropiación contra la administración o defender al acusado de un delito mayor. Debemos acotar y centrar el área de práctica del abogado, para que sea especialista en nuestra cuestión, como también es igualmente recomendable escoger a un buen profesional con conocimientos multidisciplinares pero con experiencia.

2.- Ámbito geográfico de actuación:
A pesar de que los abogados pueden ejercer en todo el territorio nacional, debes centrar la búsqueda a tu zona geográfica o localidad. Es decir, que si vivo en Sevilla (o en algún pueblo o barrio residencial limítrofe) escoja un abogado de Sevilla o cerca de la misma ciudad, primero por una cuestión práctica y de comodidad por los desplazamientos y visitas al despacho además de los trámites a realizar para entregar documentación, en segundo lugar, porque posiblemente los Juzgados y Tribunales de dicha capital son donde se tratara el asunto, generalmente, el abogado con despacho cerca de los tribunales se encontrara más familiarizado y resuelto en esa sede judicial y con los jueces, fiscales y funcionarios que la componen, a los que seguramente conocerá así como también conocerá sus criterios y orientaciones.

3.- Primera visita o consulta:
Una vez centrada la búsqueda en tres o cuatro abogados o despachos, se concierta una primera visita para realizar la consulta. En esa primera visita exponga tranquilamente su caso y escuchar la opinión del abogado, la línea de actuación, las alternativas y características del proceso y el posible desenlace, aprovecha y pregúntale sobre su experiencia profesional en general o en casos similares, el costes del proceso y honorarios, la colaboración de otros miembros del despacho, así como cualquier otra cuestión que se te ocurra. Fíjese si durante el tiempo que está en dicha cita lo interrumpen constantemente, intenta acabar la visita rápidamente o hace otras cosas mientras te atiende (revisa otros documentos o sus mails…).